jueves, 4 de diciembre de 2014

Teatro Municipal de Santiago

El Teatro Municipal de Santiago, es un orgullo para nuestro país. Una historia que se engrandece a lo largo de sus 156 años de vida, es contar con un lujo y riqueza de un sinnúmero de especialistas en vestuario, sonido, luces, escenografía, en fin... oficios que en conjunto logran un espectáculo magnífico.

Ballet, orquesta sinfónica, operas, un trabajo de alto nivel han consolidado a éste lugar, como uno de los teatros más importantes de Latinoamerica.

*Fotografía extraída de google

El Teatro Municipal de Santiago comenzó a gestarse luego del decreto que se emitió durante el mandato del presidente Manuel Montt (1851-1861) el 7 de enero de 1853, los arquitectos a cargo fueron Francois Brunet De Baines y el ingeniero civil Felipe Augusto Charme de I'Isle, ambos franceses.
Al poco tiempo fallece Brunet y siguió llevando a cabo la obra su compatriota Lucien Ambroise Hénault y también Manuel Aldunate y Avaria. Además contribuyó en su construcción el famoso arquitecto francés Charles Garnier, creador del Teatro de la Ópera de París.

El 17 de septiembre de 1857 se inaugura el Teatro Municipal de Santiago, con la ópera Ernani de Giuseppe Verdi y se consolida como el lugar cultural y social de la aristocracia santiaguina.

Desgraciadamente el 8 de diciembre de 1870, al finalizar una función se desencadena un gran incendio en éste edificio, el cual fue destruido. En éste siniestro fallece el filántropo, artista y bombero Germán Tenderini, primer mártir de bomberos de Chile.

Se reconstruyó el Teatro Municipal,por un grupo de arquitectos, manteniendo en gran parte su arquitectura original y se reinauguró el 16 de julio de 1873.

Con el pasar de los años, éste histórico edificio ha sido victima de otros incendios y también de los efectos de terremotos.

Ubicado en el casco histórico de Santiago, el Teatro Municipal posee un estilo arquitectónico neoclásico francés, tiene una capacidad para 1500 espectadores en el salón principal, y 250 espectadores en la Sala Claudi Arrau.

*Fotografía extraída de: This is Chile
En su ornamentación destaca el plafond de las cúpula, con alegorías de Ernesto Kirbach, hermosas columbas y una enorme lámpara de cristal. El telón es el cuarto en su historia, es de terciopelo rojo y pesa más de 1200 kilos.

El teatro Municipal posee talleres, en donde diseñan y construyen completamente el vestuario y escenografías de cada obra.

Es un orgullo disfrutar del Teatro Municipal, pero aún más de todo un equipo multidisciplinario que gracias a gran experiencia y arduo trabajo logran un vestuario y escenario de sueños.

¿Qué te parece el Teatro Municipal de Santiago?

Estela

No hay comentarios:

Publicar un comentario