lunes, 23 de febrero de 2015

Iglesia Santa Filomena, Recoleta

Es una de las iglesias que visitaba muy a menudo. Mi mamá trabajaba muy cerca, en un taller de confección para vestiditos de niñas. Habían días en que yo iba a esperarla al trabajo y  llegaba muy temprano.

Entonces me internaba en ésta inmenso templo y entre oraciones y meditaciones contemplaba tan magnífico lugar.

El nombre de esta iglesia se debe en honor a la santa y joven mártir, que nació en Grecia el 8 de septiembre de 207 D.C quien durmió en el olvido hasta el hallazgo de sus restos mortales en 1798 en la vía Salaria de Roma. Se encontró una cripta sellada con tres losas de terracota, y en ella el cuerpo de ésta niña junto a símbolos que aludían al martirio y castidad: un ancla, una palma y una flor. Posteriormente se colocó su cuerpo en una caja de ébano forrada en seda y se entregó a la Iglesia católica el 10 de agosto de 1805, sus reliquias se trasladaron a la Parroquia de la Virgen de la Gracia de Mugnano, en donde se encuentra su santuario.

La ficha de patrimonio que se encuentra en la Municipalidad de Recoleta cuenta que esta iglesia fue conocida como "Patronato de Santa Filomena", fundada por el presbitero Ruperto Marchant, en los terrenos de una capilla inconclusa de la Hermandad de Jesús.



Esta iglesia constituye la primera obra religiosa de Eugenio Joannon, quien la concibe dentro de patrones del estilo Neogótico. Originalmente era un volumen aislado en el predio. Su volumen se caracteriza por el ancho y está conformado por una nave central, dos laterales y una transversal y un ápside poligonal en la cabecera. Sobre nártex se ubica una torre. Si bien su planta se aleja de las proporciones del gótico, los elementos formales pertenecen a este estilo profusamente decorado. Esta decoración al interior, presenta pinturas que simulan otros materiales sobre el entablado. Su iluminación se caracteriza por lograr un claroscuro a través de sus vitrales.








La iglesia se inserta en un sector de edificación continua de uno a dos pisos y con alta ocupación en el suelo. El uso del mismo es preferentemente comercial, dentro del cual se insertan algunas viviendas. Dentro de este contexto, la iglesia destaca por su volumetría, debido a la altura de 44 metros que alcanza su campanario, convirtiéndose en un punto de referencia y un hito identificable. El atrio de la iglesia es el único espacio abierto del sector. Es una iglesia que caracteriza al barrio Patronato y actualmente se ve PERJUDICADA por nuevas construcciones y excesivos letreros publicitarios que van en desmedro de su imagen..

La Iglesia Santa Filomena de Recoleta en Santiago de Chile fue declarada Monumento Histórico el 28 de Diciembre de 1995.

¿Has visitado este lugar?

Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada