lunes, 2 de febrero de 2015

Infusión de Lavanda

Una manera deliciosa y natural de disfrutar las infusiones, es prepararlas de forma casera.

Son muchas las ventajas de emplear infusiones de hierbas, que la madre naturaleza nos regala.



Yo utilizo el té de lavanda, porque es fantástica para contrarrestar los trastornos del sistema nervioso, estrés, ayuda a mejorar problemas de insomnio, también es indicado para personas que padecen de cólicos estomacales. Se aconseja además esta infusión, para personas que sufren de resfriados, asma, tos y bronquitis puesto que produce un efecto broncodilatador.

Todo gracias a que la lavanda posee taninos, aceite de alcanfor, flavonoides, entre otros.
Para preparar esta infusión, solo debes tener un manojo de flores de lavanda, atarlas y secarlas boca abajo, en un lugar seco y a la sombra.
Una vez secas las flores, se dejan caen en una taza, y luego se agrega agua hirviendo. Se deja reposar un par de minutos y ya está lista ésta tranquilizante infusión.

La mejor idea, es cultivar ésta aromática planta, además de ser hermosa, aromática, medicinal, ayuda a la proliferación de las abejas.

¡Manos a la obra!

Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario