lunes, 2 de marzo de 2015

Textil Sumar: Rescate arquitectónico y patrimonial

Una de las mejores telas de algodón, con hermosos estampados y noble material se fabricaban en Manufacturas Sumar, ubicado en  la comuna de San Joaquín.

Yo de niña acompañaba a mi abuela y madre a comprar metros de éstas telas, porque ellas nos confeccionaban a mi hermana y a mí; vestidos, soleras, además de organizar ropa de cama y un sinfín de costuras.

Este gigantesco emplazamiento, -el que fue un imperio textil y dio trabajo a miles de chilenos-, murió poco a poco con la llegada de materiales asiáticos y extranjeros en general.

Yo conocí este lugar, y de niña recuerdo que miraba desde la plaza de mi barrio, el imponente reloj de la fábrica Sumar, que era símbolo formidable e inequívoco. Un solemne recuerdo de un pasado célebre en materias primas nacionales. Éste sector aún se puede visitar y conocer, y básicamente alberga añosas bodegas bien instaladas, con maquinas centenarias que quedaron como vestigio de un pasado de esplendor.

La buena noticia, es que muy pronto dará un giro, que nace en la creación de un nuevo outlet de marcas premium, gracias a un rescate arquitectónico y patrimonial, el que conservará sus elementos arquitectónicos más representativos.

Este lugar se llamará "Fábrica patio outlet" el cual abarcará 15.400 metros cuadrados y acogerá marcas de ropa y calzado. Además se realizará un paseo urbano, una plaza que recuperará los árboles centenarios y también contemplará un museo en las ex- oficinas del dueño de la fábrica, con elementos de aquella época como ventiladores, señalética, tranformadores, luminarias y puertas antiguas.

Esencialmente su apariencia NO será de un mall tradicional, puesto que se mantendrá una planta base, y respetará la línea arquitectónica de los galpones, manteniendo así las paredes de ladrillo, enormes vigas de madera originales para mantener el sello industrial tan afamado que poseía. En total serán 33 hectáreas abiertas a la comunidad.

La firma dueña del proyecto Patio comercial (división de Grupo Patio) comenta en la prensa, que las puertas serán abiertas en noviembre aproximadamente, puesto que el trabajo significativo será de remodelar y aprovechar al máximo la historia y el sentimiento de arraigo que éste lugar posee entre los vecinos.

Para el desarrollo, se analizaron 25 proyectos parecidos en el mundo como Puerto Madero, el Mercado de Abastos de Buenos Aires o la recuperación de la Plaza de Toros de Madrid.
Y Luis Alonso, de Alonso Balaguer y Arquitectos Asociados comentan lo siguiente: "Nos hemos especializado en la recuperación de sitios históricos en más de 10 países, y lo que estamos haciendo en San Joaquín será un elemento transformador para bien.Hay que ser respetuosos del pasado y darle nuevo"
Las fotografías son extraídas de www.patio.cl, y debo confesar que estoy muy feliz de éste tremendo rescate, y espero con ansias que el resultado sea de los mejores.

Estela.

4 comentarios:

  1. Como se puede permitir este tipo de proyecto, el capitalismo triunfando en su máxima expresión.
    ¿Es este, en una de la industria mas grande que ha tenido Chile, con la mochila social y política que carga, el proyecto de reconversión adecuado? creo que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que al menos es más adecuado este cambio en favor de mantener vigente parte de la historia, en vez de que se olvide, demuela y hagan edificios de 22 pisos....

      Eliminar
    2. Claro que es más adecuado reutilizarlo y mantenerlo vigente, pero mi mirada proyectual va dirigida a que un lugar con historia tan potente que me hace mas sentido devolver el espacio al ciudadano que hizo posible existencia, mayoritariamente población obrera, con espacio público de calidad, un museo industrial o una biblioteca. Siendo estos casos sí, un gran aporte para un lugar que va en decadencia, para así realmente no olvidar lo sucedido y darle lugar a un hecho político y arquitectónico.

      Eliminar
    3. Por supuesto que es mil veces mejor la opción de tener un museo industrial o biblioteca, quizás algo parecido al museo de la memoria; pero lamentablemente es muy difícil que el gobierno o municipalidad invierta en este lugar, si no es para demolerlo y hacer edificios. (Acaban de demoler mi ex colegio, que otrora época era una fábrica también con mucha historia; para convertirla en torres de departamentos, en donde no queda ni una astilla de historia) Humildemente creo que mientras siga en pie, -ojalá manteniendo su estructura inicial- no se olvidará su historia, y eso también es responsabilidad nuestra de difundir las crónicas de éste lugar. Mientras siga en pie, aún se puede hacer mucho.

      Saludos!

      Eliminar